martes, 6 de septiembre de 2011

Grandes daños por el tifón

El tifón grande cruzó por el oeste de Japón durante el fin de semana pasada. En el momento de ahora, 37 personas murieron, 55 personas son desaparecidas y 10.000 personas están aisladas sin ayuda en la prefectura de Wakayama, Nara etc. La mayoría de los lugares damnificados está entre montañas. Ocurrieron la inundación y el desprendimiento de tierra por la noche, entonces las personas no pudieron refugiarse. Una parte de un Patrimonio de la Humanidad de Wakayama fue hundida por el desprendimiento de tierra. Me dan mucha pena los grandes daños. Tokio escapa del daño pero a veces llueve a cántaros durante unos días. Estoy harta de los desastres naturales. Este año hay demasiado.


    

7 comentarios:

  1. Que triste, creo que todos nos preguntamos del ór qué de tanta catástrofe y tanto dolor?.
    Ojalá pronto podamos sonreir de nuevo.
    Un abrazo,
    Piedad

    ResponderEliminar
  2. Debe ser duro vivir en un sitio donde hay tantos desastres naturales. Imagino que es como saber que quizás tengas que empezar de nuevo (sin casa, sin pertenencias) en cualquier momento. Tómalo con paciencia.
    Un abrazo,
    Chari

    ResponderEliminar
  3. ¡¡¡Qué horror!!!
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias a todas, Este año me dí cuenta de que Japón es muy frágil, y es muy importante la vida cotidiana ordinaria. Quiero renovar el ánimo como Chari escribiste.

    ResponderEliminar
  5. ¡Vaya! Había oído del tifón, pero no pensé que hiciera tantos daños. Espero que toda esa gente pueda volver a la normalidad pronto. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Es terrible todo por lo que estais pasando!! que pena más grande por las vidas, los destrozos y las pérdidas... Ojalá esta mala racha pase ya y no tengas que volver a escribir cosas tan trágicas. Un abrazo y muchos ánimos!

    ResponderEliminar
  7. Coco me comentó lo del tifón, pero no sabia que habia sido tan grave! Que horror de desastres! El clima no deja en paz a vuestras islas. Pobres familias, que dificil tener que empezar de nuevo! Animo.

    ResponderEliminar