sábado, 1 de septiembre de 2012

Sandía y Calabaza


Ultimamente bebo el zumo de la sandía. Casi todas las mañanas lo hago con la batidora de vaso. Las semillas se quitan por el colador. Me gustan el color y la dulzura natural.



Esta mañana he encontrado las calabazas voladas en la página web de un periódico. En esa huerta de la prefectura de Hokkaido (北海道) las calabazas se cuelgan para evitar los insectos dañinos. En consecuencia la forma de la calabaza se mejora y no hay desigualdad en el color.

8 comentarios:

  1. ¿Calabazas colgantes? Vaya cosa... Me imagino que no crecerán demasiado grandes, ¿No?
    Por cierto, ¿alguna vez has probado una de las famosas sandías cuadradas japonesas? (^^)

    ResponderEliminar
  2. que buena idea lo de la sandía! A ver si así utilizo mi licuadora. Y que curioso lo de las calabazas.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Peliculo, El articulo del periódico dijo que una calabaza pesaba dos kilogramos. Así que crecen suficientemente, verdad? No he probado la sandía cuadrada. Solo lo veía en la frutería de lujo.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Alicia, Te recomiendo hacerlo con tu licuadora. Como es bastante rico, me extraña que no este común en Japón.

    ResponderEliminar
  5. qué bueno, a mi me encanta pero yo le pongo un poco de limón! mmmmm

    ResponderEliminar
  6. Gracias Maria, Con un poco de limón! Parece más fresco. :)

    ResponderEliminar
  7. Wow! Increíble la foto de las calabazas voladoras, me encanta esa idea!

    ResponderEliminar
  8. Gracias (¿Cómo te llamas?), He leído una parte de tu blog. Me parece que vives en una tierra bonita. Y me trae un poco de nostalgia porque mi abuela era profesora de labores de punto.

    ResponderEliminar