domingo, 9 de agosto de 2015

Cantan la alegría de la vida

Un montón de cigarras están cantando fuera del piso. Aunque estoy en el centro de Tokio, suelo escucharlas. Seguro que están ruidosas pero me gustan porque imagino como si cantaran la alegría de la vida corta.



Hace un mes me atreví a cortar unas ramas mayores de mis dos olivas porque las dos estaban debilitadas. En el resultado están creciendo unas ramas nuevas vivas. Me alegran mucho! Por dejar unas cosas angituas se sacó la propia energía que producen algo nuevo. Probablemente haya un refrán que compara esa situación con la vida, pero no recuerdo nada...






4 comentarios:

  1. Yo las odio!! Mas que nada las detesto! No las soporto...todo esto està legado a un sufrimiento mio de pequena, quando me daban fiebres muy altas en pleno verano y la fiebre da mal de cabeza, asì que el ruido y canto de las cigarras no hacìan que peorar ese dolor. Hoy las escucho y con poca tolerancia las acepto por lo que son: creaturitas de Dios...pero a veces quisiera gritarles: "Càllense horribles animaluchos bulliciosos!!" jajajajajaja!!
    Te agradezco yo, por tu visita a mi blog, me alegra que hayas captado sobre todo mi enamoramiento por tu maravilloso paìs, que sin dudas visitarè tarde o temprano si Dios me lo permitirà. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He entendido que las cigarras de su barrio la molestan mucho. :)
      La verdad es que este verano muchísimos extranjeros visitan Tokio. Tengo curiosidad. Ojala que nos veamos en Tokio!

      Eliminar
  2. Que bonito, me gusta leer tu blog y conocer la vida en Tokio. un abrazo desde Madrid. Lucía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por leer mi blog y comentarme. Creo que Madrid es una ciudad bonita y atractiva. :) Me alegrará que visites mi blog en cualquier momento.

      Eliminar